Dejando huellas

Los estudiantes de la generación 2014 como signo de pertenencia a la Institución y amor a la naturaleza, y como un gesto de despedida, hicieron la semana pasada siembra de plantas ornamentales para embellecer algunas zonas de nuestro colegio.

El contacto con la naturaleza nos permite reconocer la presencia de Dios en todas sus criaturas, el hombre, dice el libro del Génesis, recibió el mando sobre todo lo creado para que continúe creciendo y colaborando en esta tarea de recrear el universo.

Amemos y valoremos nuestro entorno, no destruyéndolo sino dando nueva vida. Cada vez que mejoramos los espacios verdes permitimos que se fortalezca la naturaleza, el medio ambiente y tendremos más aire puro para respirar.

Esperamos el compromiso de todos para cuidar las zonas verdes de nuestro colegio.

 

P. Juan Andrés Arturo G., C.O.
Coordinador de Pastoral